Rostros resplandecientes por Shalom Arush

$0.00

“La mujer no tiene que ver a su marido todo desaliñado y desprolijo. Cuando el hombre entra a la casa, debe lucir prolijo y ordenado y debe tener una expresión afable en el rostro”

Descargar ebook

Categoría:

Descripción

La Torá nos manda emular los rasgos de HaShem (Deuteronomio 28:9): “Y andarás por Sus caminos”. El Jafetz Jaim explica: “Se nos manda emular los rasgos del Creador, que son todos buenos. Así como Él es compasivo -así también el hombre debe ser compasivo. Así como Él es paciente -uno debe ser paciente. Lo mismo ocurre con todos los “rasgos” de HaShem: el hombre siempre debe emularlo”. Y escribió Rabí Moshé Cordovero zt”l, que el rostro del hombre debe siempre resplandecer e iluminar, es decir estar sonriente y reflejar cordialidad, recibiendo a los demás con amabilidad, tal como está escrito sobre el Creador Mismo (proverbios 16:15): “En la Luz del Rostro del Rey -está la vida”.

 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *